Venezuela “En la carcel de Sabaneta lo que mandan los presos, eso lo sabe Iris”

La ciudadanía considera una burla que
el Gobierno niegue las mafias dentro
de los penales. Usuarios de ese
rotativo consideran que la ministra Iris
Varela niega la presencia de prames
porque "son parte del negocio" y busca
hacer creer que desapareció esa figura
de las cárceles, publica La Verdad.

Las declaraciones de Iris Varela,
ministra para los Servicios
Penitenciarios, desató la molestia de la
población, sobre todo la residente en
los alrededores de la cárcel de
Sabaneta. Varela, en una rueda de
prensa el pasado miércoles, aseguró
que no existen prames en la cárcel e
incluso retó a cualquiera a que se los
señalara.
Se conoce como "pram" a los líderes de
cada área de cualquier cárcel
venezolana. En Sabaneta, la cárcel
modelo de Maracaibo, existen siete
áreas, de las cuales seis cuentan con
un gobierno integrado por tres
hombres armados hasta los dientes y
dispuestos a mantener el control a
través de los cañones. Son ellos
quienes mandan, y no la dirección o el
ministerio.
Una mujer que temió identificarse
aseguró que las palabras de Varela le
provocaron rabia, estupor e
indignación. "Yo me fui del barrio
Libertad, que está frente a Máxima,
porque los prames me tenían vigilada.
También porque una vez mi esposo
casi muere por una bala perdida".
La dama criticó el momento en que
Varela puso en duda que las balas
perdidas que hieren a los vecinos de
los barrios San Pedro, Libertad, La
Vaneguita y José Gregorio Hernández
salgan de la cárcel. "Esa mujer no
tiene ningún reparo en verle la cara de
idiota a la gente. ¿Preguntó por el
barrio quién ha sido afectado por los
prames y por las balas perdidas? Es
una falta de respeto".
La muestra fiel de que existe un grupo
que controla al resto es la poca
inversión por parte del Gobierno en el
sistema carcelario. Aunque los prames
obligan a la población penitenciaria a
cancelar montos semanales para
lucrarse a través de ese soborno
directo, una parte de esa ganancia se
usa para cubrir las necesidades
básicas, como el agua potable y el
aseo personal.
Nueva cárcel
La negación de la presencia de líderes
negativos dentro de la cárcel se debe
al rechazo de los residentes del
municipio San Francisco a tener una
penitenciaría. Temen sufrir los mismos
problemas de la parroquia Manuel
Dagnino.
Marcos Suárez, que tiene más de cinco
años viviendo en El Soler, justifica las
palabras de la ministra Iris Varela
como una forma de calmar los ánimos.
"Ella dice que no hay prames porque
sabe que esos personajes representan
un problema para la sociedad. Si
existen en Sabaneta, de seguro
existirán en la nueva cárcel, y ella
sabe que por eso nosotros rechazamos
ese recinto a nuestro lado. Pero la
ministra prefiere burlarse de nosotros
que tomar acciones contundentes".
Otro entrevistado, no identificado,
asegura que Iris Varela busca
complacer a los presos para
mantenerlos calmados y controlar los
motines. "Ella no puede con ellos, por
eso se les une. Entonces da la imagen
de que ella es la que controla las
cárceles, pero realmente no está
haciendo nada por mejorar ni la vida
de los presos ni la de los residentes
cercanos".
Las comunidades que bordean la
cárcel esperan que la muden
pronto. Sus nuevos vecinos no la
quieren
Intimidan
Pese a que no se le preguntó a la
ministra por este caso, varios
ciudadanos se preguntan si también
negará el ejército criminal que los
prames tienen en la ciudad. "Ellos
tienen el control y la ministra lo sabe.
Se atribuyen extorsiones y lanzan
granadas a quienes se niegan a pagar".