Un cura es arrestado en Ibarra por conducir en estado de ebriedad

Las cámaras del sistema Ojos de
Águila de la ciudad de Ibarra
captaron el momento en que un
cura identificado como Josué
Gerardo Flores Varela, de 45
años, chocó el automóvil que
conducía con las luminarias del
parque Germán Grijalva, a las
00:10 de este martes.
Los encargados de la central de
cámaras solicitaron a las
autoridades de tránsito que
acudieran al lugar, donde
observaron que el involucrado se
tambaleaba y trataba de empujar
el vehículo hacia la calle
Sánchez y Cifuentes. El hombre,
quien tenía un sinnúmero de
escapularios y rosarios colgando
del cuello, aunque no tenía
sotana, dijo que era sacerdote y
que tenía que celebrar una misa
en la iglesia de El Quinche.
Los uniformados no creyeron las
versiones de Flores ya que en el
automóvil encontraron una
botella de whisky, por lo cual lo
trasladaron hasta el hospital San
Vicente de Paúl. Se le informó
que estaba siendo detenido por
conducir bajo los efectos de
bebidas alcohólicas.
Uno de los testigos del hecho, que
prefirió mantener su identidad
en reserva, informó que una vez
en la casa de salud, una mujer
que reconoció al cura empezó a
insultar a los uniformados
diciendo: "¿Qué le hacen al
padrecito?". En ese momento, el
sacerdote empezó a decirles a los
policías: "Aléjense de mí, ustedes
son Satanás".
Luego, los uniformados
trasladaron al sacerdote hasta la
Jefatura de Tránsito de
Imbabura, donde le practicaron
la prueba de alcoholemia y
determinaron que tenía 0,90
miligramos de alcohol en la
sangre.
El vehículo Chevrolet Aveo, de
placas IBA-2188, fue retenido por
la Policía y el sacerdote, que
trataba de recobrar la
conciencia, fue ingresado al
Centro de Detención Provisional
(CDP) de Ibarra. Quedó a órdenes
de las autoridades competentes y
según lo establece la Ley, serán
reducidos 10 puntos de su
licencia de conducir.