Los hombres también ponen excusas para el sexo: mira las razones

Estos son algunos de los pretextos o
explicaciones más frecuentes que
contemplan los varones ante su pareja
cuando no se hallan predispuestos a
mantener una relación sexual, a pesar
de que la situación sea propicia o que la
mujer la proponga o insinúe.

"He bebido demasiado... Mi equipo de
fútbol ha perdido y no estoy de ánimo... Me
encuentro muy cansado... No puedo
quitarme las preocupaciones de la cabeza...
Tengo problemas en el trabajo... El estrés y
la ansiedad me agobian e impiden
disfrutar...".
Estos son algunos de los pretextos o
explicaciones más frecuentes que
contemplan los varones ante su pareja
cuando no se hallan predispuestos a
mantener una relación sexual, a pesar de
que la situación sea propicia o que la
mujer la proponga o insinúe.
Entre las excusas masculinas no figura la
consabida "cariño, esta noche, no, porque
me duele la cabeza", que suele atribuírsele
como tópico a las mujeres, pero de todos
modos el repertorio de pretextos al que
recurren los hombres para no entregarse a
los placeres sensuales es muy amplio y
variado.
Todo ello se desprende del informe EXCUSE
(Excusas Comúnmente Utilizadas en
Disfunción Eréctil), avalado por la
Asociación Española de Salud Sexual
(AESS) y la Asociación Española de
Andrología y Medicina Sexual y
Reproductiva (ASESA), que concluye que el
cansancio, la ansiedad y el alcohol son las
justificaciones más frecuentes de los
hombres.
"Aunque persiste la idea de que los
hombres nunca o casi nunca rechazan tener
un encuentro sexual, como confirman dos
de cada tres encuestados, el sondeo
realizado en 1.050 personas de más de 35
años de edad, la mitad mujeres y la mitad
hombres, revela lo contrario", según
Ignacio Moncada, presidente de la AESS.

Entre las excusas masculinas, la más
espontánea y utilizada, es "estoy cansado",
seguida de otras como estar estresado o
ansioso, haber consumido alcohol, tener
problemas económicos, haber comido
demasiado o que su equipo de fútbol haya
perdido, según el informe EXCUSE.
Ocultar los problemas
No obstante, detrás de estos y otros
pretextos, para no mantener relaciones
sexuales, pueden esconderse "problemas
de erección, que son indicadores de
problemas cardiovasculares subyacentes",
explica el vicepresidente de ASESA, Rafael
Prieto, en referencia al hecho de que la
circulación sanguínea deficiente, puede
afectar la irrigación del pene y en
consecuencia su funcionamiento.
Asimismo, cinco de cada diez entrevistados
para el informe EXCUSE opinan que hay
hombres que rechazan tener sexo debido a
problemas de erección y que por ello
recurren a distintas excusas o motivos de
justificación, para obviar la verdadera
razón, es decir, su disfunción eréctil.
Esta reacción de enmascaramiento u
ocultamiento se debe a la vergüenza y
pérdida de libido que provoca la falta de
erección en las personas que la padecen,
según afirman nueve de cada diez
participantes en el EXCUSE.
De acuerdo a diversos estudios médicos, se
calcula que el 40 por ciento de los hombres
que tiene más de 40 años de edad tiene
síntomas de disfunción eréctil en algún
grado, pero sólo un 20 por ciento de ellos
reconoce tenerlos y apenas el 10 acude a
la consulta del médico para buscar
soluciones.
En el informe EXCUSE, sólo uno de cada
cuatro hombres llegó a reconocer que una
de las razones para no querer tener un
encuentro sexual es la disfunción eréctil, la
cual - según Prieto-, aparte de provocar
que el hombre se retraiga a la hora de
tener relaciones sexuales, acarrea un
enorme sentimiento de ansiedad.
Por su parte, la encuesta señala que "las
mujeres tienden a poner más excusas que
los hombres", una afirmación apoyada por
el 77 por ciento de las participantes en el
estudio, según el cual "las mujeres tiendan
más a mencionar que se encuentran mal o
tienen la menstruación para no mantener
relaciones".
Los autores del informe EXCUSE han puesto
en marcha en Internet la página web
informativa www.nopongasexcusas.com,
destinada a derribar las excusas y tabúes
presentes en los varones afectados por la
disfunción eréctil y ofrecerles consejos
sobre como abordar este problema.