Londres cierra su oficina encargada de los ovnis por falta de prueba

El ministerio
británico de Defensa cerró en 2009 su
oficina dedicada a los ovnis después de
haber concluido que probablemente no
existían y que por lo tanto no suponía
ninguna amenaza para la seguridad, según
documentos confidenciales hechos
públicos el viernes.
En más de cincuenta años, "todas las
observaciones de ovnis de las que ha sido
informado el ministerio de Defensa no
han revelado nada que de a pensar que
había una presencia extraterrestre o una
amenaza militar para el Reino Unido",
explicó en 2009 un funcionario, Carl
Mantell, en una nota dirigida al ministro
de Defensa de entonces, Bob Ainsworth.
Entre el año 2000 y 2007, el ministerio
recibió de media 150 avisos por año,
pero registró un fuerte aumento entre
principios de 2009 y noviembre de 2009,
con 520 informes en un periodo de solo
nueve meses. Este aumento podría ser
atribuido a la moda de hacer volar
lámparas chinas, que aparecen como un
resplandor en el cielo.
Según el informe, el ministerio finalmente
cerró la línea telefónica puesta a
disposición del público para señalar todo
objeto volante no identificado.