El tono de voz determina el atractivo de una persona.

Por lo menos esto indica un
estudio de la Universidad College
de Londres, que reveló que las
voces masculinas graves y las
femeninas agudas son más
atractivas para los individuos del
sexo opuesto.
El tono de una voz humana crea
expectativas sobre el tamaño
corporal de la persona que habla, y
hacen que sea perciba como más o
menos atractiva.
Según esto "ellos" prefieren voces
femeninas porque les recuerdan
cuerpos pequeños, y "ellas", tonos
propios de varones corpulentos,
según consignó la revista PLoS
ONE.
La publicación muestra que los
oyentes imaginan el tamaño del
cuerpo de una persona, e incluso la
connotación de lo hablado,
basándose en la frecuencia, la
calidad de voz y la distancia.
Los autores, liderados por Yi Xu ,
investigador de la Universidad
College de Londres , sostienen que
los gruñidos animales a frecuencias
bajas suelen indicar mayor tamaño
corporal, dominio o agresividad;
mientras que frecuencias altas y
tonos puros sugieren menor
tamaño, sumisión, e incluso miedo.