Un niño gay logra que retiren premio otorgado a un político

Un niño homosexual de 11 años de
edad ha conseguido, a través de una
recogida de firmas en la plataforma
Moveon.org, que la organización
StudentsFirst retire el premio que
concedió a un político republicano de
Tennessee (EEUU) que había
promovido una enmienda de contenido
homófobo.
Marcel Neergard ha cursado sexto de
primaria en su casa después de que el
curso anterior fuera víctima de acoso
en la escuela por su homosexualidad
hasta el punto de que llegó a
plantearse el suicidio, según ha
explicado tanto él como su familia, que
le ha arropado en todo momento. El
pasado febrero, el niño decidió actuar
después de que el legislador por
Tennessee John Ragan, que un año
antes había sido nombrado “Reformista
del Año” por StudentsFirst, impulsara
una enmienda –que no ha llegado a ser
ley– bautizada con el nombre de
‘Classroom Protection Act’ (acta de
protección de las clases), por la cual
se prohibía a las escuelas hablar de la
homosexualidad.
Prohibido atender a niños gais
En su campaña, Neergard denunciaba
que la enmienda, más dura que otra
similar llamada ‘Don’t say gay’ (No
digas gay), impedía a los profesores
abordar la homosexualidad en clase y
ni tan siquiera les permitía atender
casos de niños gais o que, como
Neergaard, sufrían ‘bullying’ por este
tema.
A juicio del niño y de su familia, la
iniciativa legislativa de Ragan
“promueve un sistema que no educa a
los estudiantes acerca de la
homosexualidad” y supone que “si un
estudiante va a hablar con un profesor
sobre una situación de acoso por ser
homosexual, el profesor deberá decir
algo como ‘este tema es inapropiado
para la edad de la clase’”. “Estoy en
contra de que un hombre reciba un
premio por tratar de destruir lugares
seguros para estudiantes
homosexuales, bisexuales y
transexuales”, decía Neergard.
El pequeño describía con valentía el
sufrimiento por el que pasó el curso
pasado: “Fui víctima de bullying. Me
llamaban cosas horribles. Los
acosadores utilizaban la palabra ‘gay’
como un insulto. Me hicieron sentir que
ser gay era horrible. Nadie merece ese
dolor. Esa fue mi razón para iniciar la
petición”.
Premio retirado
Ahora, tras recoger más de 56.000
firmas, StudentsFirst ha atendido su
petición. Su máxima responsable,
Michelle Rhee, ha asegurado que
“Marcel no está solo” y ha alabado su
valentía: “Ha mostrado un gran coraje
compartiendo su historia”.
En un comunicado en su página web,
Rhee anuncia la retirada del premio a
Ragan, que ya ha comunicado al
político. “No representa el tipo de
liderazgo que buscamos para nuestros
mejores legisladores”, apunta Rhee,
que considera que la enmienda “habría
cultivado una cultura de bullying” en
las escuelas.
“Nuestro premio ‘Reformador del Año
debe tener estándares más elevados.
Las políticas que busquen aislar a
estudiantes por su condición sexual
están mal”, ha destacado. “Políticas
como la propuesta en Tennessee no
suponen ninguna mejora en las
escuelas. Limitar el poder de los
educadores para atender a los alumnos
no contribuyen en nada en hacer de las
escuelas lugares seguros donde
aprender y crecer”, ha remachado.
Tras conocer la decisión de
StudentsFirst, Neergaard ha restado
importancia a su victoria. “Dicen que
soy valiente, pero era algo que quería
hacer. No hacerlo hubiera sido como
dejar que los acosadores ganaran”, ha
afirmado.