Prohibición de las drogas, mayor caso de censura desde Galileo: científicos

México.- Hay que devolver las drogas a
los laboratorios pese a las convenciones
de Naciones Unidas (ONU), insisten
científicos liderados por David Nutt,
exconsejero del gobierno del Reino
Unido para asuntos relacionados con
drogas.
Para ellos, se trata del "peor caso de
censura científica desde que la Iglesia
católica prohibió las obras de
Copérnico y Galileo ".
La legalización del cannabis, el éxtasis y
el LSD permitiría elaborar "tratamientos
innovadores" para curar la depresión y
otras enfermedades, daría un impulso a
la investigación en las áreas de la
neurociencia, evitaría el miedo de la
muerte inminente, afirma el
exconsejero.
Nutt, junto a Leslie King,
también exconsejera gubernamental, y
David Nichols , profesor de la
Universidad de Carolina del
Norte, publicaron un artículo en la
revista Nature Reviews Neuroscience,
donde alegan que la política de drogas
está siendo impulsada por "los
políticos, no por los científicos ".
Las normas, impuestas por la ONU en
los años 1960 y 1970, retrasaron el
desarrollo de la ciencia, asegura el
científico.
"La decisión de criminalizar esas drogas
estuvo basada en sus peligros
conocidos, pero en muchas casos
fueron exagerados y en la actualidad
sus daños son menores que muchas
drogas legales como el alcohol ".
"Las leyes nunca han sido
actualizadas a pesar de los avances
científicos y el incremento de
evidencia que esas drogas son
relativamente seguras. Y al parecer no
hay mucha intención en la comunidad
internacional de hacer dichos cambios",
dijo.
La propuesta de reforma sobre la
clasificación fue respaldada por
la British Neuroscience Association y
por la British Association for
Psychopharmacology, y están buscando
el apoyo de otras asociaciones,
incluyendo la Royal Society , la Academy
of Medical Sciences, la Royal Colleges of
Physicians y de la Psychiatrists and the
Society for Biology .
Nutt fue removido de su cargo como
consejero en noviembre de 2009 luego
de un conflicto con los ministros por la
reclasificación del cannabis como
una droga de clase B .
El cannabis en Reino Unido formó parte
de 2004 a 2009 de las drogas clase C,
junto a otros compuestos como el GHB,
ketamina y diazepam, así como la
mayoría de tranquilizantes y anabólicos.
En 2009, año de la renuncia de Nutt, la
mariguana se clasificó B, junto
al metilfenidato, las anfetaminas, la
codeína y otras.
Las drogas de clase A , las más "duras",
son todas aquellas que se preparan y/o
inyectan; heroína, cocaína, crack,
MDMA ("éxtasis"), metanfetaminas y
LSD, entre otras.