La fiscal del Distrito Yeni Berenice cree inconstitucional juzgar el caso Funglode como lavado

SANTO DOMINGO. La fiscal del
Distrito Nacional, Yeni Berenice
Reynoso, plantea que la legislación
dominicana no prohíbe que una
fundación, como la Global
Democracia y Desarrollo, reciba
fondos de empresas particulares.
"Si el cuestionamiento se hace
desde el marco ético y moral,
como bien sabe el querellante, por
su condición de jurista, ésa no es
materia que pueda decidir un fiscal
en ocasión de una investigación o
proceso penal".
El criterio de la Fiscal está
contenido en el auto de archivo
definitivo de la querella interpuesta
el 24 de enero por el presidente de
Alianza País, Guillermo Moreno, en
contra de Fernández. Con respecto
a la acusación de concusión,
plantea que la calidad del autor
debe ser funcionario público y
Fernández, en calidad de
querellado no lo es. Asimismo, que
no encaja en lo que define el
legislador como concusión, ya que
Fernández no recibió sumas que
excedan tasa legal, ni realizó
ninguna de las acciones que
debería par que el tipo penal cuya
violación se alega se concrete.
"En la querella se hace evidente
que se trata de forzar acciones que
tipifiquen delitos que no existen en
la legislación dominicana, pero el
legislador, la doctrina y la
jurisprudencia rechazan de forma
absoluta y sin controversia alguna
esta práctica que, de aceptarla
sería inconstitucional y violatoria
de los derechos fundamentales de
cada ciudadano sometido a un
proceso penal".
Reynoso sostiene que no existe en
RD un marco legal que tipifique y
sancione las donaciones recibidas
por funcionarios públicos.
No obstante, entiende que la
Fiscalía es de criterio que esto
constituye un vacío normativo, y
que es indispensable que el
legislador pueda reglar y obligar a
transparentar cualquier donación
que reciba un funcionario público.
"Países, entre ellos Colombia y
Estados Unidos, que tienen más
avance jurídico que República
Dominicana, y que han reconocido
que a través de "donaciones" se
cometen verdaderos actos de
corrupción, han tomado medidas al
respecto".
Cree que dejar "donaciones"
abiertas y que quede la decisión de
recibirla o no, se presta a que el
funcionario deba agradecimientos
impropios.