Invitadas de Berlusconi se vestían como Ronaldinho y Obama

18.05.2013 05:29

Las mujeres invitadas a las fiestas
en casa de Silvio Berlusconi se
vestían como monjas, enfermeras,
como Ronaldinho y como el
presidente de Estados Unidos
Barack Obama, según el
testimonio de una de las
participantes ante el tribunal por el
polémico juicio sexual contra el ex
primer ministro de Italia.
Karima El Mahroug , más conocida
por su nombre artístico "Ruby
Rompecorazones" , habló como
testigo en un juicio en el que el
cazatalentos Lele Mora, el
presentador de televisión Emilio
Fede y la ex corista y consejera
regional Nicole Minetti están
acusados de inducir y fomentar la
prostitución.
Berlusconi está siendo juzgado en
un caso aparte por pagar por sexo
con El Mahroug cuando ésta era
menor y por abuso de poder para
liberarla de la custodia policial tras
ser detenida por robo.
Pero su aparición es un motivo de
bochorno para el multimillonario
de 76 años , ya que recuerda los
desafíos legales a los que se
enfrenta el líder de centroderecha
y socio clave de la actual coalición
de gobierno.
El veredicto en el juicio por sexo
de Berlusconi se espera para
junio, y una condena por fraude
fiscal está en su fase final de
apelación. Berlusconi dice que
jamás ha pagado por sexo, niega las
acusaciones y dice que los jueces
están en su contra por
motivaciones políticas.
El Mahroug no compareció como
testigo en el juicio de Berlusconi en
diciembre porque estaba de
vacaciones en México. En su
testimonio de este viernes,
contradijo la versión de Berlusconi
de que los actos en su villa eran
cenas elegantes.
VESTIDA COMO OBAMA
La modelo Marysthelle Polanco,
una de las 14 mujeres que se
hicieron famosas tras conocerse
que se alojaban en una dirección
de Milán a expensas de Berlusconi,
se disfrazaba de Obama y del
futbolista brasileño Ronaldinho,
dijo El Mahroug.
En una ocasión Minetti, antigua
higienista dental de Berlusconi y
que después hizo carrera en el
mundo del espectáculo y la
política, "se disfrazaba como una
monja... y mientras bailaba se iba
quitando la ropa y se quedaba en
ropa interior ", contó El Mahroug
en el tribunal.
Ataviada con un gran pañuelo gris
y el pelo recogido en una elegante
cola de caballo, "Ruby" entró en la
sala del tribunal de Milán
flanqueada por la policía, pasando
rápidamente entre los periodistas
que la esperaban. Esta es la
primera vez que testifica sobre las
fiestas.
El Mahroug dijo que recibió
sobres que contenían miles de
euros en efectivo del por
entonces primer ministro y pasó en
una ocasión la noche en su villa,
después de la cual ella y otras
mujeres que habían dormido allí
compartieron el desayuno con él.
"Ruby" negó haber tenido
relaciones sexuales con
Berlusconi , y dijo que no le vio
mantener contacto físico con otras
mujeres en las fiestas, repitiendo
las declaraciones que había hecho
en el pasado.
El Mahroug, de origen marroquí,
tenía 17 años cuando asistió a las
fiestas en la villa de Berlusconi a
las afueras de Milán. Dijo que
mintió sobre su edad y que le había
dicho a los invitados que era
pariente del ex líder egipcio Hosni
Mubarak.
La defensa de Berlusconi en el caso
de abuso de poder dijo que éste
actuó bajo la creencia de que El
Mahroug estaba relacionada con
Mubarak, y que necesitaba ponerla
en libertad para evitar un conflicto
diplomático.