El vive en un cibercafé desde hace 6 años

Un joven chino, Li Meng, vivió
los últimos seis años de los 30
que tiene en un Internet café
de su ciudad natal,
Changchun, capital de la
provincia Jilin, y pasó todo
este tiempo jugando a
videojuegos en línea.
Según informa el diario chino
'Beijing Times', al joven lo
descubrieron especialistas de
una universidad vecina. Sin
embargo, no lograron
ayudarlo: el hombre se negó a
visitar un psicólogo. Los
científicos denunciaron el
caso ante los medios de
comunicación.
El dueño del negocio y los
demás clientes aseguran que
Meng abandona el local solo
de vez en cuando para
comprar comida rápida y
ducharse. Incluso duerme allí,
con la cabeza sobre la mesa.
No sale ni para celebrar
grandes ocasiones como el
año nuevo, por ejemplo. Todo
el mundo coincide en que
siempre está muy quieto,
totalmente sumergido en el
juego, y todos están tan
acostumbrados a él que ni se
dan cuenta de su presencia.
El corresponsal del diario
'Beijing Times' que acudió al
lugar y habló con el joven
cuenta que durante toda la
conversación Meng mantuvo la
vista pegada al ordenador y no
se mostró muy dispuesto a
hablar. Solo comentó que
jugar en línea le reporta
mensualmente unos 2.000
yuanes (unos 320 dólares) y
que el alquiler del ordenador
le supone un gasto de 500
yuanes (unos 80 dólares).
Cabe mencionar que los
jugadores profesionales chinos
se ganan la vida gracias a la
obtención de bonos virtuales
que luego revenden por dinero
real a aficionados al juego de
Europa o EE.UU.
Desde 2008, la legislación
china califica la adicción a
Internet y a los juegos en
línea como un trastorno
mental. Las autoridades
intentan remediar la epidemia
imponiendo restricciones a los
que quieren abrir nuevos
cibercafés. Aparte, en el país
funcionan varios centenares
de centros de rehabilitación
para los adictos a Internet.
Hasta el año 2009 en estos
centros se aplicaban
electrochoques como uno de
los métodos del tratamiento. /
RTACTUALIDAD